Aceite de Monoï

5.00 de 5 Basado en 3 valoraciones de clientes
(3 reseñas)

ACEITE DE MONOÏ – TIKI TIARÉ

 

El Monoi de Tahití es un aceite naturalmente prodigioso.

Ingrediente activo regenerador para la piel:

El Monoï hidrata las capas superiores de la epidermis de manera progresiva y duradera, y suaviza la piel.
– Se aplica sobre la piel limpia, seca o húmeda, el Monoï deja la epidermsis flexible, tersa y delicadamente perfumada. De uso diario incluso en la cara, asegura una hidratación natural al penetrar instantáneamente en la piel. La hidratación dura un promedio de 6 horas.
– El Monoi puede utilizarse antes y después de la exposición al sol para nutrir, hidratar y suavizar la piel. Se reestructurará más rápido, se regenerará eficientemente, y por lo tanto se bronceará saludablemente más rápido. Sin ningún aditivo en particular, el Monoi es un extensor del bronceado. Los filtros solares que contienen algunos Monoi son adecuados para la piel ya bronceada o para exposiciones cortas de la piel y el cabello.
– Al aplicar una película hidrofóbica en su piel, Monoi protege contra el frío, la sal marina y las picaduras de viento, ¡como una segunda piel!
– Cuando se da un masaje en por todo o alguna parte del cuerpo, una pequeña cantidad es suficiente para hidratar todo el cuerpo. Calentándose en las palmas de las manos, el Monoi es idóneo para los dolores más fuertes, las zonas más secas del cuerpo (codos, rodillas, manos, pies…), para calentar un cuerpo febril, o simplemente para el placer de un masaje!
– Unas gotas de Monoï en su baño perfumarán este momento de relajación.

Cuidado nutritivo para el cabello:

El monoi repara y protege el cabello seco o dañado para hacerlo flexible y suave
– Cuando se aplica diariamente en las puntas secas, el Monoi ayuda a equilibrar la textura del cabello. Se utiliza de forma preventiva antes de un baño, en la piscina o en el mar para proteger el cabello de las agresiones del cloro o la sal.

– Como una mascarilla semanal para todo el cabello, el Monoi se convierte en un maravilloso cuidado reparador que permite a su cabello recuperar volumen, flexibilidad y brillo.

Consejo: después de aplicarse el aceite en el cabello, envuélvalo en una toalla y déjelo el mayor tiempo posible (una noche sería lo correcto) . Finalmente, lávate el pelo con un champú suave. Esta operación se recomienda especialmente después de una exposición prolongada al sol (las escamas del cabello se abren entonces completamente, permitiendo que el Monoï penetre profundamente en la fibra capilar.

El Monoï de Tahití se congela por debajo de los 20°C. Para conseguir una solución fluida, simplemente expóngala cerca de una fuente de calor (en el sol, el radiador, bajo el agua caliente…). Convertir el Monoi de sólido a líquido no afectan y no disminuyen sus propiedades. Sin embargo, evite brutalizar su aceite con un cambio repentino de temperatura que pueda alterar su fragancia.

 

100 ml

15.50

Category: Disponibilidad: En stock
Compartir

Descripción

El Monoï de Tahití es un producto natural. En «reo-maohi» (idioma tahitiano), Monoi significa aceite perfumado. Se ha utilizado desde el principio de los tiempos por las mujeres de la Polinesia por sus cualidades hidratantes, así como en la farmacopea tradicional, para el cuidado del cuerpo y la mente, en el masaje: Taurumi.

El Monoï de Tahití proviene de la maceración de los capullos de la flor de Tiaré Tahití «Gardenia tahitensis» en aceite de coco refinado «Coco nucifera», extraído de los cocos cosechados en la Polinesia Francesa en la fase de nuez madura, en suelos de origen coralino.

 

99% natural  : Coco nucifera, gardenia tahitentis, parfum, tocophérol (vitamine E)

Añadir una reseña

3 reseñas para Aceite de Monoï

  1. Susana Francos Fuertes

    Espectacular!!! Aceite de monoi 100 % no hay duda!!!!

  2. Jaime Gordillo Muñoz

    Olor genial! Ideal para hacer masajes jeje

  3. Claudia

    Me encanta este producto!! Me deja la piel súper suave y el olor es lo más! Ya voy a por mi segundo bote